Saltar para: Post [1], Pesquisa e Arquivos [2]



Palabras del Presidente de la Federación de Colectividades Extranjeras en Argentina,Sr. Juan Sarrafian,durante la presentación del libro Portugal Querido.

por Arte&Cultura, em 08.02.15

sarrafian.jpg

 

La ventaja de tener a alguien que sabe es que casi dice todo lo que uno piensa, en este caso Julio Crocci, por algo es el Director de Colectividades, ha expresado claramente lo que se siente. Esto de que uno, después de varias generaciones sea un ciudadano argentino pero muy orgulloso de las raíces a las cuales pertenece. Quizás hace que este país tenga esa forma tan especial en donde no dejamos que nadie venga a hablar mal de nuestro país (para eso estamos nosotros, lógicamente , cuando tenemos ganas hablamos mal, a veces hay que hacerlo, no hay más remedio). Pero lo hacemos desde lo fundacional. ¿qué significa lo fundacional? Lo hacemos desde aquel que no tuvo más remedio. No tuvo elección y tuvo que dejar el lugar donde nació. Y tuvo que buscar un nuevo horizonte y en este caso fue la Argentina. La aventura de ese joven, de ese niño, de esa gente mayor que no tuvo más forma que emigrar y buscar un lugar donde de alguna forma poder obtener la paz, la paz y la posibilidad de mantener su núcleo familiar desangrándose y dejando muchas veces parte de sí mismo en su lugar de nacimiento. Esto es una cosa que para el que no lo pasó es muy difícil de entender. Se debe haber pasado para entenderlo y debe uno haber escuchado a los abuelos o a los abuelos esas historias tan interesantes que nos contaban y que al principio parecían demasiado lejanas. Cuando uno es pequeño cree que esas historias vaya saber a quienes les pasaron y después se da cuenta que les pasaron a sus familias. Le pasaron a su familia y su familia tuvo que elegir entre continuar con su familia en otro horizonte o quizás desaparecer en el lugar donde había nacido. Estas son épocas, evidentemente, donde no sucede constantemente. Hoy si uno va a Portugal seguramente debe encontrar un país constituido y muchas veces tal vez mejor del que estamos viviendo nosotros hoy aquí. Pero sin embargo, sin embargo a veces tenemos la duda, si fuéramos a un lado seríamos extranjeros. Si estamos aquí a veces, a veces nos sentimos como extranjeros. Sin embargo tenemos que decirlo tranquilamente: somos ciudadanos argentinos muy orgullosos de tener este legado familiar. Lo llevamos con mucho orgullo, no es una carga. De ninguna manera es una carga saberse oriundo de algún lugar, porque su familia, su apellido, sus genes, si uno los busca aquí no los va a encontrar y seguramente los va a encontrar en su lugar de origen. Cuántas veces uno piensa: si uno va al lugar de donde eran mis mayores, ¿cuánta gente parecida a mí voy a encontrar? ¿cuánta gente caminando por la calle con el rostro parecido al mío, al de un primo o al de un hermano?. Porque es eso. Somos parte de un mismo mundo. Y a veces tenemos que elegir. Y al inmigrante, al que vino a Argentina le tocó elegir. Digo a la Argentina. Un país donde desde 1812 en adelante su forma de constituirse se basó en la inmigración. Aquí hay que entender lo siguiente: vi nimos a un país que nos recibió con los brazos abiertos y que nos dejó la posibilidad de seguir trabajando y en paz manteniendo a nuestras familias pero a todo eso sumarle lo siguiente: que pudiéramos aprender el idioma de nuestros mayores, sus costumbres y culturas y permitir hoy después de cuántos años de que el primer inmigrante haya pisado la Argentina, pudo tener y tiene la posibilidad de seguir exhibiendo orgullosamente quién es y de dónde viene. Todos tenemos, y lo dijo Julio Recién, una historia. Todos podemos ser protagonistas de una película que se gane un Oscar. ¿por qué? Porque todos tuvimos que luchar. Nuestros mayores tuvieron que luchar. Vinieron a este país a hacerlo grande. No vinieron a hacerse la América. Eso es una mentira. Porque se dice “el inmigrante vino a hacerse la América”. No, no. A hacer la América. A hacer la República Argentina. Y nosotros trajimos buenas costumbres y debemos tener que enseñarlas, aunque la sociedad argentina a veces agache un poco la cabeza y se mal acostumbre a algunas cosas. Seguramente lo que nosotros trajimos en las valijas en aquel entonces servirá para reacondicionar y reafirmar el hecho de que la Argentina es un país de brazos abiertos y que lo recibe cada vez que puede. Muchas gracias.

 

 

 

Desgrabación y fotos gentileza de Andrea Lopes.

Autoria e outros dados (tags, etc)

publicado às 20:43



Mais sobre mim

foto do autor


Pesquisar

  Pesquisar no Blog


Arquivo

  1. 2017
  2. J
  3. F
  4. M
  5. A
  6. M
  7. J
  8. J
  9. A
  10. S
  11. O
  12. N
  13. D
  14. 2016
  15. J
  16. F
  17. M
  18. A
  19. M
  20. J
  21. J
  22. A
  23. S
  24. O
  25. N
  26. D
  27. 2015
  28. J
  29. F
  30. M
  31. A
  32. M
  33. J
  34. J
  35. A
  36. S
  37. O
  38. N
  39. D
  40. 2014
  41. J
  42. F
  43. M
  44. A
  45. M
  46. J
  47. J
  48. A
  49. S
  50. O
  51. N
  52. D